«Vender boxeando»

«Perpleja ando»

Acabo de leer un post en el que el título dice algo así como…
«Entrena a tus vendedores para que piensen como boxeadores»

En un principio he pensado en un título de expectación, de aquellos que te dejan mirando la pantalla fijamente incitándote a seguir leyendo; pero, no.

Algo más abajo se dirige al cliente como su «oponente», realizando un símil con los boxeadores cuando deben ‘superar’ a su ‘enemigo, en habilidad, en pensamiento o inteligencia’ para ‘llevarse la victoria’. Describiendo que un ‘buen vendedor’ debe conocer bien a su «oponente» antes de ‘enfrentarse’ a él…

¿En serio que hay profesionales de la #venta que se dirigen y piensan así de los #clientes?


¿Acaso no estamos intentando transmitir la esencia de ayudar? ¿Ir de la mano? ¿Generar confianza? ¿Establecer nexos favorecedores, cuidar y asesorar a nuestros clientes en cualquier parte del proceso?

No sé, me entristece leer post como el expresado que expanden un enfrentamiento con los clientes. La forma de «encajar golpes», «esquivar» , «ganar o perder», «salir victorioso», etc… cuando nuestra labor se basa, o debería en su caso, en un trato totalmente opuesto a todo esto que allí menciona.

Espero, y en el fondo creo firmemente, no ser la única que vea este post como un error de contenido y actuación. Esto solo puede llevar a quien lo pusiera en práctica al desastre en el mundo de las #ventas, y en su vida personal.


Los vendedores trabajamos para que nuestros clientes encuentren soluciones a sus necesidades y deseos. Para acompañarles desde antes de contactar con ellos por primera vez. Para que confiemos el uno en el otro, para establecer relaciones win to win, y para generar valor en todo el proceso de venta.

Mimemos a nuestros clientes, no luchemos contra ellos, por favor!!!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad