«Forma a tu cliente para que venda más»

«Es que claro Menchu, me vendiste hace dos meses todo ese género y ahí está, solo he vendido dos»…

¿Qué pensarías si fuese tu cliente quien te dice esto?

Muchos comerciales creen que esto no es responsabilidad de ellos. Si nuestro cliente tiene sin vender productos que nosotros le vendimos, también será responsabilidad nuestra.

Para ello es importante darnos cuenta de que nuestro cliente no sabe vender nuestros productos. Aquí puede ocurrir que nos lo diga, pero puede pasar que no. Entonces, lo primero que os aconsejo cuando entréis al establecimiento es observar delicadamente cómo va el lineal de tu producto.

No escondas la cabeza bajo el ala si ves que tiene un montón de producto todavía, ni eches a correr, ni te inventes una excusa. Es hora de coger el toro por los cuernos.

Pregúntale sutilmente cómo vende él el producto, que te cuente cómo detecta la necesidad de sus clientes y cómo argumenta. Probablemente te des cuenta que tu producto lo comunica erróneamente.

Si formas y educas adecuadamente a tus clientes para que ellos trasladen los beneficios a sus propios clientes no solo verán en ti un vendedor confiable, sino que piensa en el radio de actuación de todo su negocio.

Porque si no lo haces, no solo tus ventas se resentirán, sino también la relación que tengas con tu cliente se irá viendo poco a poco mermada. Él empezará buscará razones extrínsecas para echarle la culpa a otra persona de su excedente de producto, y esa persona serás tú.

🕒¿Quieres hablar conmigo? ⬇

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad